En Take and Travel nos hemos dado cuenta de que hay destinos que se adaptan perfectamente a nuestros clientes y que, sin embargo, no son conocidos. Es por esto que muchos de ellos terminan arribando en destinos más caros que disfrutan menos.

Nuestra intención es, por tanto: presentar de forma sintética información sobre destinos menos conocidos pero muy interesantes y fascinantes. Algunos de los destinos que no te puedes perder no aparecerán en los grandes medios de publicidad, pero os aseguramos que os cambiarán la vida. Porque no lo olvides: un buen viajero es aquel que nunca vuelve siendo la misma persona que se fue.

CRACOVIA: REFLEJO DE LA HISTORIA DE EUROPA

Cracovia es una de las ciudades más agradables al ojo. Su atracción estética es perceptible en primera instancia. Tendrás la sensación de haber hecho un viaje que merece la pena sin ni siquiera haberlo empezado.

En 1978, la UNESCO nombró a la ciudad vieja de Cracovia (zona céntrica histórica) Patrimonio de la Humanidad. Es aquí donde encontramos la Plaza del Mercado, un obligado en nuestra lista. En ella se sitúa la Iglesia de Santa María, un producto arquitectónico imponente, predominantemente gótico. Subir a lo alto de la torre es posible y muy recomendable. Podrás observar toda la ciudad. Por último, no te marches de la Plaza del Mercado sin tomarte algo en una de sus terrazas.

El olvido del barrio judío: restaurantes, bares, y ambientes

Han pasado 79 años desde Caso Blanco. Cracovia respira aún el aire del relámpago que aquel año azotó Polonia. Y lo hace especialmente en Kazimierz, su tradicional barrio judío.

Esta zona se caracteriza por gozar de un grandísimo ambiente de bares y restaurantes, donde encontrarás la comida polaca mejor preparada del país. ¡No te la pierdas!

En esta zona recomendamos especialmente la Plaza Bohaterów, con su Farmacia del Águila y la Fábrica de Oscar Schindler. Porque sí, por si lo dudas cuando vayas, aquí se grabó La Lista de Schindler, considerada por muchos la mejor película de la historia del cine.

En penúltimo lugar, no es menos importante  el Collegium Maius, institución característica del núcleo urbano, hogar académico del siempre valiente y racional Nicolás Copérnico.

Auschwitz y las Minas de Sal de Wieliczka: los obligados

El lugar que no os deberíais perder , como no, es el campo de concentración de Auschwitz. Nos sentimos en la obligación de avisar: ¡nadie sale de allí con una sonrisa! Pero acudir y entender el lugar es un tributo necesario a Europa, y una experiencia única que agradeceremos siempre. Recomendamos y mucho ir con guía en español, o la experiencia no será completa.

No debemos acabar nuestro artículo informativo sin recomendar las minas de sal de Wieliczka (son enormes, id con tiempo), la Puerta Florián o el Parque Planty.

En conclusión, Cracovia es una ciudad que mezcla una fascinante aportación a la arquitectura con una expresión histórico-cultural única que ninguna otra ciudad del mundo puede ofrecerte. Sin tener precios caros y acogiendo ciudadanos amables (aunque algo impersonales), Cracovia se convierte en un viaje imperdible para quienes gozan de interés por la historia, la belleza y, a la vez, el ocio y la diversión. Es, con diferencia, uno de los mejores destinos para variar actividades, y te permite acudir en pareja, con amigos o en solitario sin problema.